martes, 17 de abril de 2018

Defendiendo la existencia


Nuestro planeta se desangra, los bosques son talados, los mares contaminados y los animales en general son vistos sólo como mercancía al igual que las plantas y resto de seres vivos con los que compartimos hogar. Los mismos seres humanos actualmente somos vistos como mercancía, como recursos los cuales se pueden usar y tirar.  Vemos como poco a poco los espacios de convivencia y públicos van desapareciendo, se va sustituyendo por lo privado y ahora se tiene que pagar por todo.

Esto no es casualidad esto no es por que el ser humano por naturaleza sea así, esto es a causa de un sistema artificial implantado que fomenta y alienta las miserias del ser humano. Este caos exterior es un reflejo de nuestro caos interno. Hemos sido programados para pensar y actuar de cierta forma, creemos que nuestras opiniones son en verdad nuestras pero pocas veces cuestionamos de verdad la información que recibimos del exterior de la forma que sea, música, entretenimiento, educación, etc. 

Ya sea por flojera por costumbre incluso por miedo evitamos cuestionarmos cosas, tal vez por que no queremos darnos cuenta que vivimos en un gran Truman Show. Muchas veces nos dejamos arrastrar por el inconsciente colectivo, esa parte que nos une con todos los demás y con nuestras acciones inconscientes vamos restando un poco al consciente colectivo el cual trata constantemente de defender su existencia.

Y así con todo esto va quedando poco de nosotros, de nuestra escencia, dicen que el camino hacia el despertar al contrario de lo que pensamos no se trata de ir aprendiendo cosas si no de desaprender toda esta programación nociva que nos aleja de nuestra humanidad. Y así con todo esto va quedando poco de nuestro mundo y como dice una canción:

"Tu corazón es noblre, cree en tí y anímateNo escuches a los bastardos que quieren verte triste
Incluso la Madre Tierra está enferma pero la Madre Tierra resiste"

Y así, si no defendemos la existencia de nuestro mundo sabemos cual sería su inevitable destino, puede que algunos ya esten resignados, cansados y frustrados pero es momento de aferrarnos a aquello que le da sentido a nuestras existencias para defenderlas, defender aquello que nos da vida. ¿Que mundo queremos dejarle a los que vienen detrás? ¿Nos vamos a rendir tan fácil?. De igual manera en nuestro mundo interior ¿Estamos resignados a no cambiar a no transformarnos, a cometer los mismos errores una y otra vez una y otra vez, a seguir dañando a los nuestros  y a nosotros mismos con nuestras reacciones inconscientes?.

Muchas veces pedimos que nos den una oportunidad, mientras tengamos una existencia tendremos una oportunidad, pero poco a poco los enemigos externos e internos estan acabando con ella y pronto si no hacemos nada no quedará nada de nosotros ni habrá más oportunidades. 

Tal vez, sólo tal vez aún no sea demasiado tarde para que de una vez por todas defendamos nuesta existencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario