martes, 13 de marzo de 2018

No esperes a mañana



Un día te vas a morir, un día no vas a despertar, ya no verás más a tus seres queridos, ya no verás más amaneceres y todos los planes, sueños y metas que dejaste inconclusos pues así se quedaran, un día quizás salgas de casa para nunca volver...

Hay un dicho que dice "Nunca es tarde" quisiera que fuera cierto pero no es así no tenemos nada que nos garantice cuanto tiempo vamos a existir en este mundo, las oportunidades pasan día tras día y día tras día las desperdiciamos, las dejamos pasar, dejandolas para después para mañana, pero un día no habrá un mañana.

Lo curioso es que lo sabemos, sabemos que vamos a morir y aún así nos empeñamos en desperdiciar lo más valioso que tenemos que es nuestro tiempo y nos la pasamos postergando o peor aún en vanalidades sin sentido.

¿Cuanto tiempo más necesitamos para perdonarnos y para perdonar?, ¿Para pedir una disculpa al que ofendimos?, ¿Cuanto más en decirle a esas personas que las amas?, ¿Cuanto tiempo más queremos para empezar a construir nuestros sueños? ¿Que esperamos para ayudar al prójimo?, ¿Cuanto tiempo más para accionar?. O que ¿Vamos a esperar a que venga otro a hacer lo que nos corresponde?. ¿Necesitamos que alguien o algo ya no esté para empezar a valorarlo?.

Cada día vemos injusticias, gente padeciendo incluso nosotros mismos estamos muchas veces sufriendo, pero no movemos un sólo dedo mucho menos el trasero de nuestra silla, preferimos la evación, la "cómoda" evasión y la apatía. Incluso en el colmo del cinismo algunos hablan del fin de los tiempo con una estúpida sonrisa en su cara ¿Es que no aman nada?, ¿No les duele que un día despierten y sus seres queridos y todo lo que conocen y aman ya no exista? ¿La programación es ya tan grande que ya ni eso nos conmueve?.

Nos han hecho creer que somos tan insignificantes que no tenemos el poder de cambiar nada, que las cosas son así y no vale la pena ni tomarse la molesta ya si quiera de imaginar algo mejor. Pero déjame decirte que ese no es más que un pretexto producto del miedo a actuar. Es tiempo de vencer ese miedo  por que no es real, sólo nuestro amor y nuestra particular anarquía que nos hace únicos lo és.

Hoy sólo quiero recordarte que aunque nuestro ser es eterno esta existencia es finita y un día vas a morir,  no esperes a mañana.



No hay comentarios:

Publicar un comentario