lunes, 18 de enero de 2016

El inicio, el medio y el fin

¿Cuantas de las cosas que llevamos a cabo diariamente, tienen una intención inicial y un propósito final claro? ¿Cuantas de esas cosas las llevamos a cabo de manera automática? 

Si hicieramos una revisión a consciencia de nuestras actividades nos sorprenderíamos de cuantas cosas llevamos a cabo por impulso.

Todo lo que hacemos debería al menos en su mayoría tratar de estar definido por una una intención y un propósito claro y definido por nosotros. Al llevar a cabo esta tarea podríamos hacer un barrido de muchas cosas innecesarias e inútiles que sólo estan haciendo espacio, como esos archivos que nunca borramos del disco duro de nuestra computadora o esos programas que rara vez utilizamos pero que se ejecutan y estan ocupando al procesador y que alentan la PC, por que aunque puede ser chocante la comparación tenemos muchas cosas en comun cun nuestra computadora cuando actuamos de forma automática e inconsciente.

Al hacer esta "depuración" logramos hacer "espacio" o lograr un vacío, y aqui me gustaría hacer un paréntesis; sólemos asociar el "estar vacío" a una condición de gente superficial, pero no es el sentido que le doy al vacío. Aqui al contrario sería liberarse de todas esas cosas que atraen nuestra atención y que nos alejan de lo que es realmente importante y necesario, es decir nosotros mismos.

Esta claro que ese vacío se debe de llenar nuevamente con algo, pero ahora ingresará lo que nosotros decidamos conscientemente con la posibilidad de sustituir lo que antes eran deseos por necesidades. 

Entonces, al inicio de cualquier actividad podríamos contestar estas preguntas:

  • ¿Que es lo que necesito?
  • ¿Para que lo necesito?
  • ¿Como lo voy a conseguir?

De esta forma podemos conformar un plan de acción y poner manos a la obra.


Una vez teniendo este plan de acción que surgió como una idea (EM Mental) y que hemos plasmado tal vez por la vía escrita o contandolo a algún conocido (EM Etérico) y lo llevamos a cabo (EM físico)  la intención y el propósito puede cambiar.

Esto ocurre por que en nuestra mente el plan puede ser ideal o parecernos perfecto, sin embargo podemos considerar el plan como una ecuación matemática donde conviven variables y constantes, haciendo vital diferenciar unas de otras, dicho de otra  manera, que partes de nuestro plan pueden ser modificadas y cuales no. 

Esto atañe principalmente al medio en que lo vamos a llevar a cabo para conseguir nuestro objetivo, es decir que el medio puede variar siempre y cuando nos sea funcional (variable de la ecuación) para lograr nuestro propósito (constante de la ecuación).

Este punto es vital ya que es donde por lo general nuestros planes se frustran por que solemos confundir el medio con el fin. Un ejemplo puede ser el siguiente:

  • ¿Que es lo que necesito?
    Un medio de transporte
  • ¿Para que lo necesito?
    Para moverme de un punto a otro de la ciudad
  • ¿Como lo voy a conseguir?
    Adquieriendo un medio de transporte, después de una evaluación de opciones.

Si la distancia es corta podría utilizar una bicicleta, si es larga podría ser un automóvil, pero aqui es donde el medio puede convertirse en fin por que entra ne juego el deseo, por que bien podría utilizar un vehiculo modesto para lograr mi propósito, pero al buscar el auto más lujoso por lo general tenemos que endeudarnos y terminamos pagando un lujo innecesario. Perdiendo tiempo valioso trabajando para poder pagar ese "gusto" cuando nuestro propósito era precisamente ganar "tiempo" al transportarnos.

Ejemplos puede haber muchos, como tambien necesidades diferentes de cada persona. Lo importante es tener claro cual es el inicio, cual es el medio y cual es el fin para cumplir con una necesidad desde cosas simples y cotidianas hasta las más profundas y trascendentales para nuestra vida.

RCA



1 comentario:

  1. Intención inicial, obtener lo que necesito: serenidad, valor y poder de mi voluntad, y humildad; con el propósito final de mantener equilibrada mi ecuación de vida para lograr sabiduría, mediante la coherencia en mi pensar, en mi decir y en mi actuar.

    ResponderEliminar