viernes, 1 de enero de 2016

Ahorro vs. deuda



Se habla últimamente acerca de un gran cambio económico, de un jubileo, de un cambio al patrón oro. Mi intención en este post no es hablar específicamente sobre eso y como funciona el sistema económico actual y de como se crea el dinero, aunque considero que todos deberían saberlo, se sorprenderían. en la red hay mucha información, sin embargo al final dejaré un video relacionado para el que quiera profundizar.

Si bien son temas que nos parecen muy ajenos aunque nos implican directamente, noto un sentimiento de que nosotros poco tenemos que ver en ese proceso, como si nuestra opinón no contara, entonces quiero poner especial atención en lo que desde mi perspectiva si podemos hacer y que es sumamente importante.

El mundo actualmente se encuentra sumergido en la deuda, el sistema monetario básicamente crea dinero de la nada desde un banco central y lo reparte a otros bancos centrales que una parte llega a nosotros, una forma de obtenerlo es por medio de nuestro trabajo y que muchas veces no es suficiente para satisfacer necesidades básicas y la otra es que nos lo entregan en forma de crédito, es decir deuda. Entre ellos la cosa es diferente por que no existe interés a eso se le llama flexibilización cuantitativa.

Un problema de deuda no se puede corregir con más deuda, el sistema entero esta pendiendo de un hilo por esa razón. Es por eso que se hace necesario crear un nuevo sistema financiero, incluso en algunos países ya se esta planteando la opción de quitarle al banco ese poder de crear dinero de la nada y se plantea como una opción viable y nada descabellada un jubileo.

Ahora bien ¿donde entramos nosotros? pues en nuestros hábitos de consumo, en nuestras ideas del mundo, la forma como nos manejamos energéticamente, me explico. Si se realiza un jubileo no podemos volver a seguir con el mismo modus operandi, por ejemplo tenemos el modelo de consumo de los "smart phones", donde compras un aparatejo que sabes que en unos meses será obsoleto y corres a comprar el nuevo aunque el que tengas sea funcional generando basura sólo para aparentar o tener cierto "estatus" y con miles de funciones que tal vez ni ocuparas y una cámara sólo para obtener selfies.

Debemos de obtener lo que realmente necesitamos sobre lo que deseamos.

Debemos por otra parte aprender a respetar nuestro entorno y al prójimo no hay más;  un sistema que sólo se preocupa por ganancias y que no le importa un bledo el planeta ni sus habitantes es simplemente un suicidio colectivo, no es funcional por que no esta en concordancia con los ciclos naturales, la naturaleza nada desperdicia, todo lo recicla, así que podríamos aprender mucho de su sabiduría.

Y la tercera que menciono es la energética, estamos acostumbrados a vivir con lo mínimo, a sobrevivir con lo prestado. Actualmente si alguien quiere conseguir algo la mayoría de veces tiene que endeudarse muchas veces casi de por vida, por ejemplo una hipotéca o con simples bienes comunes. Pero limitandolo aún más en nuestra forma de vida veamos como transcurren los días de la gente: De la casa al trabajo y de trabajo a casa, si alguien es dichoso de tener un poco de tiempo libre a veces le quedan escasas energías para pasar tiempo con su familia, hacer algo que le guste o hasta para saber que sentido le esta dando a su vida y muchas veces desquitando nuestra fustración con nuestros seres queridos, estamos completamente ocupados como para cuestionarnos estas cosas y cuestionarnos si es ¿que no hay otra forma de hacer las cosas?

Mi propuesta es el ahorro energético, es decir elegir conscientemente en donde quiero poner mi energía: en enojarme y gritarle a todo mundo, en volverme un amargado y resentido, o en tratar de economizar y no gastar energía en cosas que no valen la pena y no benefician a nadie, mas que a mi ego (el deseo de tener razón por encima de los demás) o en hacer cosas que me beneficien a mi y mi entorno, en construir, en crear. Ayudar a los demás por lo general nos hace sentir bien al igual que compartir, pero ¿como vamos a compartir si despilfarramos nuestra energía?

Lo mismo aplica podría aplicar para nuestras finanzas. Alguno me dirá que es dificil ahorrar cuando apenas se tiene para sobrevivir y puede ser, pero tambien es cierto que muchas veces gastamos en cosas que no necesitamos, el marketing manipula nuestros deseos disfrazandolos de esas supuestas necesidades y en lugar de tratar de ahorrar preferimos la comodidad de una tarjeta de crédito que terminamos pagando muy caro y con réditos, eso debe cambiar y eso es tarea de cada quien. 

Considero que hasta para un cambio económico debe premiar la consciencia, no puede haber un cambio real sin ella.

Si poco a poco nos cuestionamos todo esto y vamos cambiando todo cambiara, así que tenemos un gran poder, sólo falta que lo pongamos en práctica. Y puede que algún día hasta el dinero sería inutil, cuando aprendamos a convivir unos con otros y con nuestro entorno.

Enlaces de interés 







No hay comentarios:

Publicar un comentario