jueves, 22 de octubre de 2015

Elegir



Aún no elegir es una elección, la vida es elección y siempre hay opciones.

Cuando estamos inmersos en un ambiente de pesimismo, derrota o depresión es hasta cierto punto compensible que más que ver soluciones para salir de ahi encontremos más y más problemas o excusas, esto es por que no logramos abarcar más opciones aunque esten ahi ante nuestras narices no las vemos por que no las creemos posibles. 




Es como si estuvieramos en arenas movedisas (como los pantanos de la tristeza que atraparon a Artax) y con cada movimiento que realizamos nos hundimos más y más, que a veces el miedo nos paraliza (aunado a las endo energías antes mencionadas). 

Para ver otras opciones es necesario poder cabida primero a que por lo menos existen aunque de primeras no las veamos, de esta forma podemos proyectarnos fuera de esas arenas y analizar la situación tomando cierta distancia necesaria para comprender que nos llevo a ella y que podemos hacer para salir.

Cambiando pues ese estado mental en el que estamos atrapados y que se reflejan en un acontecimiento físico cambiaran tambien nuestras opciones, pero salir de ahi es primero que nada una elección, nadie nos puede sacar de donde no queremos ser sacados. ¿Y quien puede asegurar que la ayuda que recibas no se una proyección que tu mismo has creado?. De esta forma vemos que aunque aparentemente en el exterior todo sigue igual ya no lo vemos igual vemos esperanza y vamos vislumbrando la forma de salir, por que aunque antes tuvieras opciones no las veías o no las creías posibles. Y donde todo antes parecía un caos tu consciencia empieza a darle orden.

Y donde antes sólo veías dos opciones hoy ves miles, es más puede que no quieras elegir algo de lo que hay y crear alguna que se te ocurra, por que estando en ese estado tambien has olvidado que tienes la capacidad de crear.

Quiero compartir que no creo que haya una receta para salir de ese estado mental y cambiar una visión especifica de ver el mundo, creo que más bien la magia esta en que cada uno descubra la suya, con las herramientas que tenga a su alcance, pero lo que quiero recalcar es que finalmente es una elección nuestra, si elegimos no elegir por apatía, temor o cualquier o por el contrario si tomamos desiciones en un estado de extasis temporal o efimera felicidad podemos ser facilmente manipulados por eso el equilibrio siempre es la mejor opción al menos en mi propia ecuación de elección (imagen de arriba*).

El primer paso es saber que tenemos esa capacidad de elegir y mejor aún de crear, que lo podemos hacer a cada momento y si algo no nos gusta hacerlo en este preciso instante, hoy mismo. Por que como le decía Sócrates a Dan, no hay que empezar o parar, simplemente hacerlo.

*Ecuacion de elección, para representarlo se puede usar la imagen de un multiplexor, donde por un lado tenemos múltiples entradas y una salida, las entradas son nuestras opciones ante determinada situación y la salida es elegir la más adecuada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario